¿Tienes los dientes torcidos o apiñados? ¿Te molesta la boca al morder porque tus dientes no encajan? ¿Te faltan algunos dientes o la boca de tu hijo es muy pequeña? Tranqui, la solución pasa por la ortodoncia, o la ortopedia bucal si se trata de niños. Por cierto, ¿sabías que si estos problemas se diagnostican a edad temprana, nuestra ortodoncista puede usar el crecimiento de tu hijo para solucionarlos sin brackets? ^0^

¿Qué es la ortodoncia?

Es la especialidad odontológica que permite corregir la posición de los dientes. Y no sólo se trata de los brackets, sino también de los aparatos removibles. Descubre más aquí.

¿Por qué necesito ortodoncia?

Tener una buena mordida es más que una sonrisa linda: los dientes apiñados pueden incrementar las posibilidades de tener caries o enfermedades en las encías, la pérdida de un diente prematuro como uno de leche o un definitivo puede que te haga morder mal y con eso, forzar los músculos de tu mandíbula, dolores de cabeza, desgaste de los dientes… Incluso nuestra dieta, dominada por cosas blandas, puede afectar el desarrollo de nuestra mandíbula y hacer que no funcione correctamente. Y qué decir de los hábitos, como chuparse el dedo que abre la mordida y hace que los dientes salgan hacia afuera (lee más aquí).

Pero no te preocupes, todo tiene solución y tu dentista te dirá cuál es la que mejor se adapta a tí.

¿Cuáles son los pasos de la ortodoncia?

– El dentista hace el diagnóstico y te da un presupuesto.
– Se procede a hacer el estudio: nos visitas, tomamos una impresión de la mordida, luego radiografía de tu sonrisa y por último, fotos de tu rostro.
– En torno a una semana después más o menos (depende del caso) se hace entrega del aparato si es ortopedia, o se procede a la colocación de los brackets.
– ¡Nos vemos al mes! Para asegurarnos de que todo marcha como debe, deberás visitar a tu dentista cada mes para hacer los ajustes oportunos. En este video de una de nuestras pacientes puedes ver en qué consiste un control de ortodoncia.

¿Los brackets pueden ser estéticos o usar brackets invisibles?

No importa la edad que tengas, en el caso de los más pequeños se suele hacer un tratamiento de intervención (ortopedia bucal) que ayude a evitar que el problema se manifieste. Si el problema ya se ha manifestado, entonces puede que necesites brackets, es decir, ortodoncia.

En caso de que sea necesario brackets, existen los metálicos de toda la vida, que suelen ser más fuertes, o los más estéticos como los brackets cerámicos, que aunque son más discretos, también es cierto que pueden ser más lentos. Lo cierto es que tu tipo de mordida determinará en gran medida qué brackets poner.

También habrás escuchado de la ortodoncia invisible, como la que comercializa la casa Invisalign. Una técnica válida para casos muy sencillos, aunque debes ser conscientes que requiere mucho más higiene, visitas al dentista y tiempo de lo que probablemente esperas.

Y recuerda, pregunta todo lo que quieras a nuestra dentista en tu visita. No hay pregunta tonta.

¿Cuánto tiempo tengo que tener ortodoncia?

La pregunta del millón. Depende de la situación de tus dientes y del tipo de brackets que quieres (los estéticos suelen ser más lentos). El tratamiento suele durar uno o dos años para una mordida no muy compleja. Pero ojo, que si tu hueso es muy duro, puede que el proceso tarde más.

¿A qué edad debo ponerme ortodoncia?

Lo ideal es que un odontopediatra pueda ver a tu hijo desde pequeño para valorar el crecimiento de su boca y, en caso de necesitarlo, iniciar un tratamiento preventivo. Pero lo cierto es que a cualquier edad se puede corregir la mordida.

¿Cuánto cuesta la ortodoncia? 

La pregunta que hace a temblar a cualquiera. Depende de tu boca. La clave aquí está en los meses que necesitarás el aparato, ya sea removible (ortopedia bucal) o brackets, y en caso de estos últimos, si prefieres estéticos que son más caros. De todas formas, por preguntar no pasa nada 🙂

No te quedes con ninguna duda, ¡pregúntanos!






¡Compártelo!