Caries de biberón, una amenaza

Caries de biberón son caries en dientes de leche
Las caries en dientes de leche pueden ser más peligrosas de lo que crees

Esta foto de una paciente con caries de biberón que ves no es mentira, ni está trucada ni exagerada. Es un ejemplo de algunos de los niños que vemos en nuestra clínica dental infantil en Madrid y que a su corta edad (dos, tres añitos, por ejemplo), tienen unas caries (denominadas caries de biberón) tan profundas que sus dientes ya no son reconocibles.

Pero qué más da. Son dientes de leche y están pensados para que se caigan ¿no?. ¡Grave error!

Aunque no lo creas, los dientes de leche son sumamente importantes en el desarrollo de tu bebé. Su función más importante es que !les permiten comer!.

Caries de biberón sin tratar: mala idea

Una caries tan profunda como las de la fotos no sólo harán más difícil el acto de comer para los pobres peques. Tendrán dificultades en la masticación, lo que hará más difícil la digestión de la comida y la asimilación de nutrientes indispensable para su crecimiento. Incluso podrían sufrir dolores muy intensos hasta el punto de dejar de comer. No es exagerado. Hemos tratado muchos pacientes en esta situación más veces de las que nos gustaría.

Pincha en la imagen para verla más grande.

Un niño con caries de biberón en dientes de leche también verá su desarrollo bucal afectado. Sin dientes de leche sanos, puede que tu peque empiece a morder más de un lado que de otro lo que hará que ese lado se desarrolle más que del otro. Esto podría traer problemas de maloclusión, desgaste excesivo de algunos dientes, sensibilidad, bruxismo…

Pero es que hay más. Una caries son bacterias que viven en los dientes de tu peque y se alimentan de los restos de comida. Cuando la caries es muy profunda también puede generar infección. Esta infección, con todas las bacterias que incluye, se puede colar a la sangre de tu peque y viajar hasta quedarse a vivir y formar una nueva colonia de bacterias en órganos como el corazón, el cerebro…

Una caries no es tontería, ya sea en un diente de leche o en un definitivo. Las consecuencias de una mala higiene son extensos y variados, incluso para el resto de nuestros órganos.

Y recuerda, que los dientes de leches estén pensados para caerse no quiere decir que no haya que cuidarlos. Estas son algunas de las importantes funciones que cumplen.

¡Compártelo!