Probablemente tu hijo sufra alguno de estos problemas bucales… y no hablamos de caries

los dientes de tiburón son un problema común

El problema bucal más común en los niños es, sin duda, la caries, pero no es el único. Dientes de tiburón, maloclusión y mordida abierta, bruxismo, traumatismo, hipoplasia… Una buena lista, ¿no te parece? Te explicamos cada caso:

Dientes de tiburón: te sorprendería las cantidad de llamadas que recibimos cada día de padres preocupados porque a su hijo o hija le está saliendo el diente definitivo detrás del de leche, que además se resiste a caer. Lo primero que debes saber es que no es una urgencia. Es un problema común que la mayoría de las veces se debe a que la boca de las nuevas generaciones tiende a ser muy pequeña por falta de ejercicio. En parte, por la dieta blanda y fácil de digerir que tenemos actualmente. De hecho, hablamos de ello en este artículo donde comentamos por qué los animales tienen dientes perfectos y nosotros no. Lo segundo que debes saber es que es importante que un dentista de niños u odontopediatra diagnostique el problema. Por ejemplo, puede que se deba a la agenesia dental, o ausencia de uno o más dientes, que hacen que el resto de las piezas se desajusten.

Maloclusión: puede que no te des cuenta pero tu peque podría estar mordiendo más de un lado que de otro, por ejemplo, o que haya nacido con una mordida clase III, donde la mandíbula se encuentra adelantada. Una visita temprana con nuestra dentista puede ayudarle a solucionar esa situación antes de que se convierta en un problema. Técnicas como las pistas de planas, o la ortodopedia son algunos de los tratamientos disponibles.

el chupete genera mordida abierta

Otras maloclusiones, como la mordida abierta, se debe a hábitos como el chupete o chupar el dedo. Sabemos que estas acciones ayudan a calmar al bebé, y no negamos que sea positivo. Pero la clave es que sólo se deben permitir entre los seis meses y el año, pero por ninguna razón debería alcanzar los 4 años.

Bruxismo: sí, aunque no lo creas, los niños también sufren de bruxismo. Pero es importante diferenciar entre el bruxismo natural que aparece entre los seis y diez años, con la caída de los dientes de leche y la oclusión de los definitivos, y el bruxismo “nervioso”.

3 señales de que necesitas acudir al dentista

Traumatismo: las visitas más comunes se debe a que el peque se ha caído y los paletos han sufrido las consecuencias. Tres cosas debes hacer en este caso: revisar la zona afectada por si hay roturas; movimiento o dolor, pedir cita con nuestra odontopediatra y vigilar por cambios de color en la(s) pieza(s).

Hipoplasia: oh… las manchas blancas en los niños. Hay diversos tipos y sólo un dentista podrá indicar de cuál se trata. De las que hablamos aquí se debe a un problema en el desarrollo del esmalte de los dientes, lo que les deja “débiles”. Pero tranqui, existen tratamiento que permiten mejorar la situación y cada vez se desarrollan nuevos tratamientos y materiales. Echa un vistazo a nuestra lista de manchas dentales.

Manchas blancas en los dientes de los niños

¡Compártelo!