Si crees que tú, como padre o madre, no tienes nada que ver con la experiencia que tendrá tu hijo/hija en su primera visita al dentista… te equivocas.

Ironman  también va al dentista

Así puedes influir en tu hijo

– Si tuviste una mala experiencia en el dentista, no se la comentes a tu peque. De lo contrario, le predispones a que también va a tener una mala experiencia. Recuerda, ¡tú eres su referente! Anímale, cuéntale una historia de superhéroes, incluso puedes mostrarles imágenes como esta para que se motive:

Ironman  también va al dentista

– ¡Fiesta! Venir al dentista no tiene que ser un castigo. Por ejemplo, si vienes a nuestra consulta un sábado, se podría ir a pasear después de la cita. Así, tu hijo relacionará la visita al dentista con algo agradable.

– Elige una clínica dental infantil que realmente sepa tratar a los niños. Nuestra odontopediatra , por ejemplo (hablamos de lo que conocemos, por eso nos mencionamos ;-), tiene diversos cursos sobre su espalda que le permiten trabajar desde niños con miedo al dentista, hasta personas con discapacidad o diversidad funcional(autismo, Angelman, Rubinstein-Taybi, Síndrome de Down…)

– Y por último, como padres queremos cuidar a nuestros hijos de cualquier cosa que les pueda hacer daño. Pero si escoges un dentista infantil de verdad, que respete los tiempos de tu hijo, que tenga la formación odontológica y psicológica necesarias…, no tienes por qué temer en esa primera visita dentista infantil . Relájate y comparte con tu dentista si te pones nerviosa/nervioso.

Eso sí, independientemente de si temes porque tu hijo tenga una buena experiencia o no, lo que no podemos permitir es que las caries se lo coman

¿Cuánto cuesta reparar una caries?

Y ya, para finalizar, (no queremos aburrirte), te invitamos a leer las experiencias de algunos de nuestros súper pacientes que ahora disfrutan de una mejor salud bucal.

¡Compártelo!