Pros del cepillo de dientes eléctrico

Ya sea porque es Navidad, o se acerca el cumpleaños de un amigo o ser querido, incluso porque queremos hacernos la vida más fácil… los cepillos eléctricos son un regalo que muchos tienen en mente por estas fechas. En este post, hablaremos de los pros del cepillo de dientes eléctrico:

Son fáciles de usar

Éste es un de los pros del cepillo de dientes eléctrico más obvio. Es sólo colocar el cabezal del cepillo sobre los dientes y darle al botón para que limpie la superficie por tí. Fácil, ¿cierto? Hasta un niño puede hacerlo (y si sabe cómo usarlo, mejor).

Son más fectivos eliminando placa bacteriana

Esto se debe a que el cepillo eléctrico no sólo rota su cabezal de forma circular. Además, hace unos movimientos impercepcibles al estilo «tambor» sobre la superficie del diente que ayuda a romper y/o despegar la placa bacteriana de los dientes.

Un gran aliado para los cuidadores

Si eres mamá o papá y tienes un peque en casa, o estás a cargo de una persona mayor, un cepillo de dientes eléctrico puede ser un gran aliado. En especial si estás al cuidado de una persona con diversidad funcional (Autismo, Asperger, Síndrome de Down, Síndrome de Angelman, Síndrome de Rubinstein Taybi…) o alguna discapacidad.

Muchos familiares de pacientes con diversidad funcional que atendemos en nuestra clínica dental Dentikids (tanto en Tres Olivos-Fuencarral- como en San Sebastián de los Reyes), nos preguntan qué deben hacer para mejorar la higiene de sus familiares. Todos sabemos que para tener una buena salud bucal tenemos que cepillarnos los dientes al menos tres veces al día, durante almenos dos minutos y usar hilo dental. Pero eso, para una persona que es hipersensible a los dabores, las texturas, etc., es muy complicado. Y ni qué hablar lo imcómodo y fastidioso que puede resultar para todos (sí, a nosotros también 😉 el hilo dental.

Es por ello que muchas veces recomendamos unas pastas de dientes especiales que ayudan a reforzar la protección natural de nuestros dientes, o que acudan a nuestra consulta para sesiones de desensibilización donde adaptamos a nuestros pacientes (no importala edad) a esos hábitos de cepillado dental que tanto les molesta ahora, así como limpiezas profesionales cada seis meses (según el sarro que produzcan), etc. Y por supuesto, dentro de nuestras recomendaciones está usar un cepillo de dientes eléctrico por su capacidad de maximizar cada segundo que dediquen a su cepillado.

Reducen el riesgo de abrasión dental

Si eres de los que creen que mientras mas duro te cepillas, más te limpiar… sentimos decirte que estás equivocado. Lo cierto es que una exceso de presión, y más si usas un cepillo de cerdas duras, pueden debilitar el esmalte de tus dientes. Esto les hace más débiles ante las bacterias que generan las caries (y esto te puede salir caro). Y no sólo eso. También pueden generar problemas en tus encías, las cuales se pueden inflamar y retraer, exponiendo la raíz de tus dientes y generando sensibilidad dental.

Caries de biberón son caries en dientes de leche. Un cepillo eléctrico puede ayudar si el peque no se deja.
Las caries en dientes de leche pueden ser más peligrosas de lo que crees.

Uno de los pros del cepillo de dientes eléctrico es que cuentan con un sensor de presión. Éste hace que la rotación del cepillo se detenga cuando detecta que estás haciendo demasiada presión.

Cumplir con los dos minutos de cepillado

La mayoría de los cepillos de dientes eléctricos cuentan conn un temporizador integrado. Esto permite que sea más fácil cumplir con el tiempo recomendado para cada zona de la boca.

Claro está, que los cepillos de dientes eléctricos no son la pancea. También tienen su lado oscuro. Pero de las desventajas o los contras de usar uno de estos cepillos hablaremos en el siguiente post.

Y si tienes dudaso o quieres conocernos, ¡escríbenos por Whatsapp al 692677850!

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *