¡Vacaciones! Es el grito de guerra de moda en estos momentos. Pero si no queremos que eso se convierta en una pesadilla al finalizar el verano, echa un vistazo a estos tres puntos:
los problemas mas comunes al regreso de vacaciones

Evita un ataque ácido

Los alimentos azucarados como las golosinas, los helados, etc… son los favoritos para las bacterias que producen la caries. Alimentos que son muy populares en verano y que, si sumamos el hecho de que solemos descuidar un poco nuestra higiene bucal en vacaciones, tenemos la receta perfecta para que los niños vuelvan a cole con caries. Llena la nevera de comida saludable como frutas, verduras, agua…

¿Qué hacer cuando se pierde un diente tras algún golpe?

La importancia de beber agua

Estar hidratados es clave para la salud en general, pero en el caso particular de los dientes, el agua ayuda a mantener la densidad de la saliva y el PH bajo. De esta forma, proteges los dientes y encías de las enfermedades bucales como caries o gingivitis. De hecho, la saliva es más que solo “agua espesa”. Descubre ¿por qué necesitamos la saliva?

¡Padres atentos!

Pequeñas manchas, puntos negros o comida entre los dientes. Los padres son los grandes guardianes de la salud bucal de los niños y deberán observar señales de este tipo si quieren evitar que sus hijos desarrollen caries en sus dientes.

Pidan cita para el dentista

No importa cuantas medidas preventivas se puedan tomar, nunca viene mal una revisión dental después de unas merecidas vacaciones.

¿Cómo sacar el máximo de tu visita al dentista?

¡Compártelo!