Cepillo eléctrico, ¿me conviene?

¿Qué es mejor:un cepillo eléctrico o un cepillo de dientes manual?

La electrónica llegó al mundo de los cepillos de dientes. Desde hace ya unos años, el cepillo eléctrico se ha convertido en uno de los grandes favoritos para la higiene bucal, tanto para adultos como para niños. Pero, ¿es lo más conveniente?

Hay un principio que es básico e inmutable, se use el cepillo de dientes que se use. Éste es: “lo importante es aprender la técnica”. Sobre todo, para os niños. Echa un vistazo a nuestra presentación en Instagram para conocer más sobre qué cepillo de diente es el adecuado para tus hijo.

¿Cómo se usa un cepillo eléctrico?

Uno de los errores más comunes al hacer el cambio del manual al eléctrico, no importa la edad, es que creemos que el cepillo lo hace todo. Y no es cierto. A pesar de que se mueva el cabezal, es indispensable que se coloque adecuadamente el cepillo en cada diente, que se aplique la presión adecuada (muchos de los cepillos eléctricos lo indican mediante una señal luminosa) y que se dure el tiempo recomendado.

Sucede algo similar en el caso de usar cepillo de dientes manual. Es indispensable hacer los movimientos correctos según qué cara del diente estamos limpiando. De esta forma, nos aseguramos la mejor limpieza. Por ejemplo, si limpiamos los dientes en horizontal, algo que suelen hacer mucho los niños y adolescentes, estamos “barriendo” los restos de comida para que se depositen entre los dientes. Algo que beneficia al desarrollo de caries interdentales, difíciles de ver.

¡Ah! Y una cosa más: sea cual sea el cepillo de dientes que uses, es importante que acompañes tu cepillado con el hilo dental y/o irrigador bucal.

¿Tienes dudas? ¡Contáctanos!

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *