Diseño de sonrisa

Sonrisa de modelos

Estás cansado de tu sonrisa torcida y de ese diente con una esquina rota que te rompiste de pequeñ@. Una posible solución es lo que se denomina diseño de sonrisa.

Básicamente consiste en cambiar la posición, el tamaño, la forma, el color de los dientes retocar, incluso la altura de las encías para crear armonía con los labios…; con diferentes técnicas y materiales, siguiendo un tratamiento personalizado y que busca satisfacer no sólo las necesidades estéticas del paciente, si no también las funcionales (morder bien, reducir el bruxismo…). Para todo ello intervienen diversas especialidades de la odontología como la ortodoncia, implantes, diseño de encías, blanqueamiento dental…

¿Cuándo se justifica un cambio tan drástico?

Depende de cada caso, pero los más comunes son cambios de color que no se pueden eliminar con blanqueamiento dental, fracturas de dientes por accidentes, desgaste por el paso de los años, mala posición de los dientes, espacios entre dientes, encías grandes o retraídas, dientes cortos…

¿Qué alternativas se deben considerar antes de un diseño de sonrisa?

Depende de cada caso. A veces la ortodoncia es el mejor tratamiento, pues solo enderezando los dientes se puede cambiar el aspecto. Es un proceso que toma tiempo pero los resultados son naturales y para toda la vida, además de muy beneficioso para la persona.

¿Cuáles son los riesgos?

En muchos casos, los dientes pueden ser tallados con una fresa para después agregar el material que cambiará la forma y el color en forma de carilla por ejemplo. Estos tratamientos no son para toda la vida, y requieren retoques o cambios periódicos.

¿Realmente se necesita?

Todo dependerá de lo que diga tu odontólogo al hacer el diagnóstico. Es importante que quienes realicen el procedimiento estén capacitados y cuenten

Ortodoncia: todo lo que debes saber

¡Compártelo!