Un buen cepillo de dientes es una de las claves que te permiten lucir tu mejor sonrisa y disfrutar de una salud bucal perfecta. Pero hay cinco errores que no debes cometer para conseguirlo:

1.- Nunca compartas tu cepillo de dientes

Con ello sólo consigues transmitir bacterias, y especialmente preocupante si es con un niño.

2.- Evita los cepillos de dientes con cerdas duras

Que lo sean no quiere decir que limpien mejor. De hecho, puede dañar el esmalte de los dientes y las encías. Lo mejor es cerdas medias.

3.- Acuérdate de tu lengua

Las bacterias están también en tu lengua, por lo que para que la limpieza sea efectiva, no te olvides de cepillarla.

4.- Mantener tu cepillo de dientes eternamente

Las cerdas se cansan, tus cepillos se terminan por contaminar y ser colonias de bacterias. Si no nos crees, mira esta foto de un cepillo de dientes bajo el microscopio.

5.- Guardar el cepillo de dientes en un lugar húmedo

Este es el ingrediente perfecto para que se reproduzcan las bacterias. No lo hagas.

¿Quieres saber más tips? Sigue nuestro blog y contáctanos!!

Cambia tu cepillo de dientes cada 3 meses

Cambia tu cepillo de dientes cada 3 meses

¡Compártelo!