Los dientes de leche son más importante de lo que crees. No sólo ayudan a que tu pequeño pueda masticar, hablar y sonreír, también guardan el espacio en las mandíbulas para que salgan los dientes definitivos que crecen debajo de las encías.

Si uno o varios dientes de leche se pierden antes de tiempo pueden pasar dos cosas principalmente: por un lado, los dientes definitivos ya no tienen un riel asegurado, por lo que (más…)

¡Compártelo!