embarazo y los dientes

¿Es la primera vez que escuchas esa frase? Seguro que no. Son muchas las madres que al venir a consulta nos comentan lo mal que lo pasaron durante este o aquél embarazo, o cómo han perdido un diente por cada hijo. Pero, ¿realmente podemos culpar al peque que se está empezando a desarrollar? La respuesta es un rotundo no, porque esta frase es todo un mito. Te lo explicamos:

La cuestión es muy sencilla: si la higiene bucal de la madre es mala al inicio del embarazo, aumentan exponencialmente las probabilidades de llegar al fatídico desenlace de perder un diente. ¿Por qué? Porque el embarazo trae consigo cambios hormonales y microbiológicos que hacen que las encías de la mujer se resientan. Afectan a sus vasos sanguíneos, al funcionamiento de las células que conforman la encía, a las bacterias de la placa y al sistema inmune de la zona, incluso cambia la composición de la saliva haciéndola más ácida. En cristiano: la encía está más roja, sangra con mayor facilidad y aumenta su tamaño entre los dientes, permitiendo que se cuelen más bacterias. A su vez, una saliva más ácida promueve la proliferación de las bacterias que causan las caries.

¿Y por qué es tan malo tener las encías inflamadas en el embarazo?

Bueno, porque las encías son el suelo de tus dientes y si estas se vuelven inestables, también lo hacen los dientes. Eso sin mencionar el dolor que genera una caries.

Recuerda:

(Encías enfermas + bacterias) x cambios hormonales + mala higiene = caries, dolor y posible pérdida de piezas

Pero el feto obtiene el calcio de los dientes de la madre, ¿no?

No. El bebé obtiene todos los nutrientes que necesita de la propia dieta que sigue la mamá. Una mala higiene bucal, sumado a cambios hormonales que podrían debilitar las encías es lo que promueve los problemas bucales de las embarazadas: caries, encías inflamadas, pérdida de dientes. Incluso vamos un paso más allá: sabías que, según varios estudios de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), demuestran que una madre gestante con periodontitis tiene el triple de probabilidades de sufrir un parto prematuro.

Para evitar problemas bucales durante del embarazo recomendamos:

Visita a tu dentista antes, durante y después del embarazo. Es tu mejor aliado para mantener los riesgos constrolados.

Mejora tu higiene bucal cepillate los dientes con cada comida, usa hilo dental siempre que puedas para evitar que queden restos entre los dientes y las caries.

Si sufres de nauseas y vomitas con frecuencia, acude a tu dentista. Los vómitos debilitan el esmalte de tus dientes, y eso puede traer consecuencias como sensibilidad, caries…

¡Compártelo!